Es Jesús quien te necesita para dar VIDA

a toda tu parroquia

Una parroquia, antes que tener una misión, o unos objetivos o unas líneas de acción, un titular o un carisma.... ha de tener...

UN SUEÑO. Antes de comenzar a trabajar, elabora tu SUEÑO, sueña tu parroquia. Ese sueño ha de estar presente en cada objetivo, en cada homilía, en cada catequesis.... Sólo así tu trabajo tendrá el fruto que has soñado.

Hay una fórmula que funciona

F2O MT

Hay un camino con

5 MOMENTOS FUERTES


Fraternidad, Formación, Oración, Misión y Testimonio son los 5 bloques a trabajar, que deben estar presentes en cada tarde 5+1

Partimos de que los niños que permanecen en la parroquia después de la Primera Comunión, son aquellos que la han sentido como parte de su familia, los que se han sentido acogidos y queridos y esperados; y esto solo un catequista, con nombre y apellidos, puede conseguirlo. Los niños que participan en el 5+1 vienen todos de su parroquia, y vienen como parroquia; el catequista que les cuida y protege y forma y evangeliza es el que tiene la misión de invitarles y luego darles su espacio en el conjunto de la parroquia: