¿Tienes un sueño..

PARA LOS NIÑOS QUE RECIBEN

SU PRIMERA COMUNIÓN? 


Antes de comenzar a trabajar, elabora tu SUEÑO, sueña tu parroquia. Ese sueño ha de estar presente en cada objetivo, en cada homilía, en cada catequesis.... Sólo así tu trabajo tendrá el fruto que has soñado.

Lo mismo para la ciudad. Tenemos un sueño para nuestra ciudad: que la fe tenga lugar en nuestras calles. Que todas las parroquias tengan una misma VIDA, cada una con su carisma pero compartiendo objetivos.

La parroquia que organiza cada mes se encarga también de hacer la reunión de organización y programación. Nuestro espacio es la ciudad y también la diócesis.